El papel Owlet ha jugado en nuestras vidas

The Role Owlet Has Played In Our Lives

Nuestro hijo Logan nació sin problemas de salud aparentes. Comenzamos a usar el Owlet en nuestra primera noche en casa desde el hospital para aliviar nuestra preocupación. A las dos semanas de edad, colocamos el Owlet en Logan y nos dieron una notificación roja instantáneamente para una frecuencia cardíaca alta de 270-300 bpm. Decidimos quitar el monitor e intentarlo de nuevo, pero cada vez recibíamos la notificación roja. Luego pusimos nuestra mano en el pecho de nuestro hijo, y pudimos sentir qué tan rápido estaba latiendo. Lo llevamos a la sala de emergencias local donde estaba conectado a un monitor de frecuencia cardíaca que confirmó la lectura del Owlet de 270-300 bpm. Después de las pruebas y el monitoreo, a Logan se le administraron medicamentos y su frecuencia cardíaca volvió a estar dentro del rango normal. Logan fue diagnosticado oficialmente con TSV (taquicardia supraventricular).

Actualmente, a los 16 meses de edad, Logan continúa tomando medicamentos y tiene un seguimiento de rutina con su cardiólogo. Tenemos la suerte de que no haya tenido otro episodio de TSV desde su diagnóstico inicial a las dos semanas de edad.

Usamos el Owlet todas las noches y no iremos a ninguna parte sin él. Recomendamos el Owlet a todos nuestros amigos y familiares, y estamos realmente agradecidos por el papel que el Owlet ha desempeñado en nuestras vidas. Actualmente, estamos esperando otra vez y tenemos planes de usar el Owlet todos los días con nuestro próximo hijo.

These stories are from users of the Smart Sock and are based on their actual experiences. As you read these stories, we want to remind you that the Smart Sock is not a medical device. It is not intended for use as a medical device or to replace a medical device. It does not and is not intended to diagnose, cure, treat, alleviate or prevent any disease or health condition or investigate, replace or modify any physiological process. The Smart Sock is only intended to assist you in tracking your baby’s well-being not to replace you as a caregiver. You are responsible for the health and well-being of your baby and following safe sleep, health, and care guidelines.

More Cuentos

Spanish
Spanish