Owlet: no solo un pequeño Doodad

Owlet: Not Just a Little Doodad

Comencé a ponerle el calcetín inteligente Owlet a mi hija, Sasha, después de que ella fue diagnosticada con RSV. Noté que ella seguía enviando notificaciones al Owlet cuando estaba durmiendo, así que llamé a mi médico y me dijeron que la trajera de inmediato.

Una vez en la oficina del doctor, me pidieron que hiciera que Sasha se volviera a dormir. Al igual que lo que estaba sucediendo en casa, sus niveles de oxígeno volvieron a bajar peligrosamente. Las palabras de mi doctor, "Wow. Esperaba que tu pequeño doodad estuviera equivocado. Dirígete al Children's Hospital y te estarán esperando ”.

A Sasha se le colocó oxígeno y pudimos alejarla lentamente durante cuatro días mientras se recuperaba. No había otras señales de que ella estaba en peligro cuando estaba durmiendo. Parecía estar descansando pacíficamente, pero probablemente estaba tan fatigada por todo el trabajo que estaba haciendo para respirar cuando estaba despierto que ella no estaba respirando lo suficientemente fuerte en su sueño.

Si no fuera por Owlet, nunca hubiera sabido de su angustia. Sin Owlet, nunca habría recibido la atención que necesitaba desesperadamente.

These stories are from users of the Smart Sock and are based on their actual experiences. As you read these stories, we want to remind you that the Smart Sock 2 is not a medical device. It is not intended for use as a medical device or to replace a medical device. It does not and is not intended to diagnose, cure, treat, alleviate or prevent any disease or health condition or investigate, replace or modify any physiological process. The Smart Sock 2 is only intended to assist you in tracking your baby’s well-being not to replace you as a caregiver. You are responsible for the health and well-being of your baby and following safe sleep, health, and care guidelines.

More Cuentos

Spanish
Spanish