Suerte de tener el Owlet

Lucky to Have the Owlet

Estábamos de vacaciones cuando me enfermé y me sentí muy mal. Pero después de una semana, pensé que estábamos en el claro de que alguien más en mi familia se estaba enfermando. Desafortunadamente, mi hijo de tres meses, Madison, parecía no sentirse bien. Terminé llevando a Madison a atención de urgencia donde le dieron un tratamiento respiratorio y esteroides. El doctor dijo que Madison estaría bien.

Después de acostar a Madison más tarde esa noche, el Owlet notificó de bajo nivel de oxígeno. Nunca antes había recibido una notificación roja, así que pensé que era un error. Reajusté el Owlet, y la notificación roja volvió a sonar. Con los síntomas de Madison en mente, así como mi experiencia con solo estar enfermo, una vez que vi que su O2 estaba en los años 70 y 80, decidí llamar a la ambulancia. En el hospital infantil, el O2 de Madison todavía estaba en los años 80. Madison fue admitida y le dieron oxígeno y líquidos. Madison dio positivo para RSV y bronquiolitis.

Si no fuera por mi Owlet, es posible que haya dormido a través de la creciente enfermedad de mi pequeña niña y que ella se haya sentido incómoda antes de que me diera cuenta. Me siento muy afortunado de tener el Owlet. Me ha dado más tranquilidad de la que podría imaginar, y eso no tiene precio para mí.

These stories are from users of the Smart Sock and are based on their actual experiences. As you read these stories, we want to remind you that the Smart Sock is not a medical device. It is not intended for use as a medical device or to replace a medical device. It does not and is not intended to diagnose, cure, treat, alleviate or prevent any disease or health condition or investigate, replace or modify any physiological process. The Smart Sock is only intended to assist you in tracking your baby’s well-being not to replace you as a caregiver. You are responsible for the health and well-being of your baby and following safe sleep, health, and care guidelines.

More Cuentos

Spanish
Spanish