Helpful Insights

Helpful Insights

Mi hijo, Jude, tenía la nariz congestionada durante la mayor parte del día, pero no tenía otros síntomas, y le pusimos el monitor Owlet a la hora de acostarse, como siempre lo hacemos. Las notificaciones rojas empezaron a sonar a la una de la mañana. Parecía estar bien cuando lo verificamos, pero luego de que las notificaciones continuaron, me hizo revisar su temperatura y nos dimos cuenta de que se estaba disparando. Cuando llegamos a la sala de emergencias, confirmaron que sus niveles de oxígeno bajaban peligrosamente cada pocos minutos debido al RSV. Dos semanas después salió del hospital y no creo que pudiera haber dormido sin el Owlet. Me encanta que pudimos descubrir qué tan bien funcionó el Owlet cuando más lo necesitábamos, incluso cuando no nos dimos cuenta.

Diré que la primera noche que lo usamos, se necesitaron varios intentos para colocar el monitor correctamente. Pero si se toma tiempo para prestar atención a las instrucciones y explicaciones de cómo funciona el monitor, es manejable, ¡y desde entonces no he tenido ningún problema con la colocación!

These stories are from users of the Smart Sock and are based on their actual experiences. As you read these stories, we want to remind you that the Smart Sock is not a medical device. It is not intended for use as a medical device or to replace a medical device. It does not and is not intended to diagnose, cure, treat, alleviate or prevent any disease or health condition or investigate, replace or modify any physiological process. The Smart Sock is only intended to assist you in tracking your baby’s well-being not to replace you as a caregiver. You are responsible for the health and well-being of your baby and following safe sleep, health, and care guidelines.

More Cuentos

Spanish
Spanish