Empoderar a la mamá con la información correcta en el momento adecuado

Empowering Mom With the Right Information at the Right Time

Nuestro hijo de nueve meses, Emmett, no se había sentido bien ese día. Tuvo una tos y un poco de sibilancias. Desde que nació prematuro, siempre me preocupaban las enfermedades respiratorias y nuestro hijo mayor tenía un caso grave de RSV cuando era pequeño. Llevamos a Emmett a una clínica de atención urgente donde tenía una fiebre de 101. Después de una prueba nasal, nos dieron el diagnóstico de RSV. Emmett recibió un tratamiento con nebulizador y nos enviaron a casa con un nebulizador y un medicamento.

Esa noche alrededor de las 9:30 pm, Puse a Emmett directamente a la cama. Media hora después, mi teléfono y la Estación Base comenzaron a apagarse con una notificación roja. La saturación de oxígeno de Emmett estaba cayendo. Entré y lo desperté frotándole la espalda y el pecho. Se despertó y su respiración era dificultosa. Nos dimos cuenta de que necesitábamos llevar a Emmett a la sala de emergencias.

Cuando llegamos a la sala de emergencias, la saturación de Emmett estaba en los 80 grados bajos, por lo que recibió oxígeno. Fuimos ingresados en el hospital. Al día siguiente en el hospital, estaban discutiendo un viaje a la UCIP si su condición empeoraba. Afortunadamente, Emmett se dio la vuelta y su condición mejoró, aunque todavía necesitaba oxígeno. Pasamos ocho días en el hospital con él, pero ahora ha vuelto a su estado normal y feliz en casa.

These stories are from users of the Smart Sock and are based on their actual experiences. As you read these stories, we want to remind you that the Smart Sock 2 is not a medical device. It is not intended for use as a medical device or to replace a medical device. It does not and is not intended to diagnose, cure, treat, alleviate or prevent any disease or health condition or investigate, replace or modify any physiological process. The Smart Sock 2 is only intended to assist you in tracking your baby’s well-being not to replace you as a caregiver. You are responsible for the health and well-being of your baby and following safe sleep, health, and care guidelines.

More Cuentos

Spanish
Spanish