Contando los latidos del corazón

Counting Heartbeats

Mi bebé, Luka, acababa de ser liberado de la UCIN después de tener signos de una frecuencia cardíaca alta que se atribuyeron a una infección del tracto urinario. Luka recibió antibióticos durante 10 días, y una vez que el cardiólogo le dio de alta después de usar un monitor cardíaco durante 24 horas, nos enviaron a casa. Le había pedido a mi esposo que comprara el Owlet el día antes de ir a casa. Quería el Owlet para mayor tranquilidad.

Esa noche, bañé a Luka, lo acosté con el Owlet y leí en el Owlet que todas las lecturas eran normales. Más tarde a las 11:42 pm, recibimos una notificación roja. Apagué el Owlet un par de veces y lo volví a encender para ver si cambiaba, pero siguió apagándose. Pensé que estaba defectuoso hasta que empecé a contar sus latidos. ¡Estaba contando 220 bpm! Mi esposo pensó que podría estar exagerando. Decidí esperar y llevar a Luka al pediatra a primera hora de la mañana.

A la mañana siguiente, mi pediatra dijo que ni siquiera podía contar los latidos del corazón de Luka, así que llamó a una ambulancia. ¡Dijeron que sus latidos eran más de 300 bpm! Nos dirigíamos al hospital. Llegamos a la sala de emergencias y pudieron estabilizar su ritmo cardíaco.

Luka fue ingresada en el hospital, y al día siguiente me informaron que a Luka se le diagnosticó TSV. Sólo tenía un mes y dos semanas en ese momento. Estoy muy agradecido por este producto. Se lo he estado contando a todos mis amigos y a un par de padres que conocí en la UCIN. Muchas gracias.

These stories are from users of the Smart Sock and are based on their actual experiences. As you read these stories, we want to remind you that the Smart Sock 2 is not a medical device. It is not intended for use as a medical device or to replace a medical device. It does not and is not intended to diagnose, cure, treat, alleviate or prevent any disease or health condition or investigate, replace or modify any physiological process. The Smart Sock 2 is only intended to assist you in tracking your baby’s well-being not to replace you as a caregiver. You are responsible for the health and well-being of your baby and following safe sleep, health, and care guidelines.

More Cuentos

Spanish
Spanish